El Pleno da luz verde al Reglamento de Presupuestos Participativos y a las ordenanzas de Protección del Medio Urbano y Autotaxi

Grupo

El pleno celebrado este jueves, casi en el ecuador de las fiestas de Valladolid, ha dado luz verde a algunas cuestiones de gran relevancia para nuestro Grupo. Entre ellas destaca el Reglamento de los Presupuestos Participativos, que es una apuesta inequívoca de Sí se Puede Valladolid defendida desde el primer momento de llegada al Ayuntamiento. En este sentido, Gloria Reguero ha aplaudido la apertura de una vía de democracia directa que hará a los ciudadanos conscientes de nuestra capacidad de intervención en la política y las responsabilidades que implica.

Además, hoy hemos apoyado la aprobación inicial de las ordenanzas municipales de Protección del Medio Urbano y del funcionamiento del Área Territorial de Prestación Conjunta de Valladolid y su entorno para los servicios de transporte público de viajeros en autotaxi. La primera de ellas sustituye a la conocida Ordenanza Antivandalismo del PP, que como bien ha recordado nuestra portavoz, Charo Chávez, menoscababa derechos fundamentales, como así lo entendieron los tribunales. Ahora y fruto de un gran proceso de participación, se ha elaborado una nueva ordenanza más integradora y social que introduce valores como la solidaridad, responsabilidad y bien común. En referencia a la del Autotaxi, el encargo de la Junta no se vio acompañado de dotación económica y aunque quedan flecos pendientes, como la regulación de las horas de trabajo o el funcionamiento del autotaxi, creemos que garantiza la profesionalidad, calidad y seguridad para los usuarios, que es fundamental. Esperamos, no obstante, que los problemas pendientes se resuelvan a partir de mañana.

Y por todos es conocido que hoy se debatía en el pleno la aprobación del convenio con ADIF para la integración del ferrocarril. Ayer ya dejamos claro que no compartimos el contenido del convenio porque no responde a las demandas y necesidades de la ciudad. Que no estamos de acuerdo con un proyecto que de nuevo se sustenta en la especulación y la obtención de plusvalías. Pero lo que tenemos claro es que el interés ciudadano está por encima de todo, y no firmar ese convenio obligará a que todos los vallisoletanos se hagan cargo del pago de una deuda millonaria sin ver absolutamente nada hecho: no aceptar este acuerdo es tener que pagar millones sin obtener nada a cambio.

Hoy insistimos en lo que dijimos ayer: tomamos esta decisión por responsabilidad, no por gusto ni por presiones. Nos hacemos cargo de la tristeza de los vecinos, hoy mismo puesta de manifiesta en el pleno, pero no podemos consentir que los vallisoletanos sean de nuevo víctimas de gestiones desleales e irresponsables. Así que hemos votado a favor del convenio con la convicción de que, lejos de cualquier rédito político, con ello logramos la opción menos mala para nuestros vecinos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *