La Diputación no responde a las necesidades de accesibilidad de nuestros pueblos

Accesibilidad

Aunque en jueves, lo que no es muy habitual, hoy ha tenido lugar el Pleno de la Diputación, que por una parte ha aprobado la adjudicación de la convocatoria de las ayudas a municipios para mejora de la accesibilidad y, a la vez, ha votado en contra de nuestra moción urgente para realizar una segunda convocatoria y dar así respuesta a las necesidades de los 23 municipios que han quedado fuera. Una vez más, resulta incomprensible que actuaciones de esta naturaleza tengan que esperar mientras se promueven otras con menor incidencia social y mucho más presupuesto. En el próximo pleno se abordará de nuevo este debate y esperamos poder dar respuesta a las demandas por medio de una segunda línea de ayudas.

El Medio Ambiente ha sido el gran protagonista de los debates del pleno de este jueves de mano de dos proposiciones centradas en los efectos de la sequía y de la plaga de procesionarias, ejemplos ambos de la compleja situación medioambiental en la que nos encontramos. Hemos aprovechado nuestras intervenciones para abogar por tratamientos biológicos para acabar con la plaga, por planificar los trabajos de manera previa y por reclamar mayor implicación de las administraciones. Y no olvidemos: la adecuada gestión de los pinares es esencial para evitar los daños que esta plaga causa en nuestros bosques.

Tenemos algo muy claro: la actual situación de crisis medioambiental nos obliga a promover y desarrollar una nueva política de sostenibilidad para el rescate ecológico de nuestro entorno y la lucha contra el cambio climático debe estar en la agenda de todas las administraciones públicas, en todos los niveles. Por ello, hemos apoyado la proposición que presentaba Valladolid Toma la Palabra para incrementar y mejorar la masa forestal de nuestra provincia dando un impulso a las zonas verdes urbanas y promoviendo acciones de limpieza y protección. Y por esas mismas razones nos han resultado insuficientes las exigencias de Ciudadanos para afrontar la situación creada por la sequía: programas de concienciación en colegios y reuniones con comunidades de regantes no sirven para solventar el problema.

Seamos coherentes: es paradójico que las administraciones recorten primero las partidas medioambientales para luchar contra el cambio climático para, a continuación, verse obligadas a incrementar las cuantías destinadas a paliar sus efectos. Por esa razón apoyamos cualquier medida de eficiencia en los sistemas de riego, pero reclamamos más exigencia a la administración para prevenir y paliar al máximo los efectos de la sequía.

Por último y según el orden del día del pleno, hemos preguntado al equipo de Gobierno por la posible puesta en marcha del Plan de Acogida de Refugiados contemplado en el informe “Despoblación rural y acogida de refugiados y migrantes en la provincia de Valladolid”, de abril de 2017 y redactado por la Asociación de Voluntariado de la Universidad de Valladolid. Hemos recordado que el plazo de recepción de refugiados se acaba y nuestro país (tampoco Europa) da respuesta a la actual crisis de refugiados, la más grave desde el fin de la II Guerra Mundial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *